martes, 18 de noviembre de 2008

Las famosas berenjenas

Tengo un recuerdo vago y lejano con respecto a este tema, en la casa de mi abuela, ella con su delantal de cintura y poniendo las berenjenas todas separadas y bien estiradas a secar al sol sobre un papel color gris sobre una mesita que había en un costado del patio…. En realidad, no se bien cuando empezó esto de hacerlas pero esta verdurita morada que mucho no me agradaba y me parecía medio babosa y desagradable visualmente se convirtió casi en un vicio para acompañar mis comidas. El mueble de debajo de la pileta de mi cocina se convirtió de a poco en un juntadero de frascos de vidrio que entran y salen, y en mis encuentros con amigos se volvió costumbre el tráfico de los mismos. Por un lado me causa gracia… y por otro me pone muy contenta que sea un intercambio agradable de amor a través de mis “famosas berenjenas”.

Anotá!
· Comprá las berenjenas bien duritas, nada de machucones o cosas blandas. Si no son muy grandes mejor (porque las más grandes son las que tienen más semillas). Pensá que más o menos entran 3 por cada frasco.
· Cortalas en pedacitos parejos y de un tamaño ni muy chico ni muy grande.
· Prestá atención porque lo que viene es medio raro… Buscá un colador grande y ponele un plato hondo abajo (para que junte el jugo que van a ir chorreando) Andá poniendo los pedacitos de berenjenas en el colador y salalos bien con sal fina. Bastante sal, eso va a hacer que suelten el jugo y con ello se les va el amargor.
· Dejá reposar un rato largo (puede ser de un día para el otro) y tapa el colador con un plato haciendo presión hacia abajo.
· Dale una enjuagada rápida para sacar bien ese jugo oscuro que sacan y ponelas a hervir, Te recomiendo, si tenés vaporiera, quedan mejor al vapor. Sólo un toque porque si se abandan mucho quedan “babosas”.
· Sacale bien el agua y dejalas enfriar bien.
· Condimentos: Yo las preparo con mucho ajo cortado no muy chico (5 ó 6 dientes), vinagre blanco (un chorrazo importante), laurel, sal, una pizquísima de azúcar, unos granos de pimienta y ají molido (o ese condimento para pizza). En realidad podes poner lo que quieras… puede ser provenzal, orégano, tomillo, lo que mas te guste. Mezcla todo y lo metés en el frasco.
· Una vez que esta todo en el frasco se le agrega aceite (prefiero el de oliva) hasta cubrir bien y que queden bien sumergidas.
· Meter en la heladera y comer! Es mejor cuando tienen unos días de concentración…

Una yapa: a medida que vas comiendo las berenjenas, podes usar el aceite impregnado con todo ese sabor para condimentar ensaladas…. Queda riquísimo!

Bambú

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!
Siiiiiiiiiii!!!!
Somos unos de los afortunados que recibimos estas riquìsimas y "famosas berenjenas"
En casa, pueden llegar a durar....nada!!!!!!!!!!!!!
Gracias por este intercambio agradable de amor!!
Besito
Victor y Moni

Anónimo dijo...

Hola!
Siiiiiiiiiii!!!!
Somos unos de los afortunados que recibimos estas riquìsimas y "famosas berenjenas"
En casa, pueden llegar a durar....nada!!!!!!!!!!!!!
Gracias por este intercambio agradable de amor!!
Besito
Victor y Moni

M@rin@ dijo...

De nada... y con mucho amorrrrrrrrr.......